En el tutorial de hoy vamos a hacer un archivador de fuelle tradicional, de esos que utilizaban antiguamente en las oficinas para guardar documentos, con la ayuda de un elemento que a mí me encanta: los sobres.

¡Espero que os guste!