¿Qué tinta para scrapbooking es la mejor? ¿Puedo colorear con esta tinta? Y el embossing... ¿Se usa una tinta o un pegamento? ¿Puedo estampar en acetato con cualquier tinta? Seguro que tienes miles de dudas respecto a la gran cantidad de tintas para scrapbooking que hay en el mercado y no sabes por cuál empezar, cuál es la que necesitas o si podrás colorear sin problemas con tus rotuladores. Pues hoy te voy a sacar de dudas de una vez por todas y vas a aprender qué tinta es mejor para cada caso. ¿Empezamos?

Escoger la tinta adecuada para cada proyecto es más sencillo de lo que parece. ¡Hoy te voy a contar todos mis secretos para hacerlo bien!

Parece obvio. Pero ¿Sabes qué es una tinta? La tinta no es más que un líquido que se emplea para escribir o colorear usando herramientas como bolígrafos, rotuladores, plumas, almohadillas, sprays, goteros... Así que te la puedes encontrar en infinidad de formatos. ¿El secreto para saber qué utilizar y para qué? Entender de qué se compone una tinta y cuál es el efecto que ese componente tiene en tu trabajo.
¿Te parece un lío? De verdad que no. Solo son cuatro cosas que si las tienes claras no habrá tinta ni técnica que se te resista. ¡Vamos allá!
Muchas cosas. Pero lo que nos interesa a las scraperas en realidad solo son dos: La base y el ingrediente que da color. A grosso modo tenemos tres tipos de bases y dos tipos de ingredientes que dan color. Todos tienen propiedades distintas y por lo tanto es importante saberlos e identificarlos a la hora de comprar o utilizar una tinta.

(En inglés: Water base)

Las tintas con base agua son ideales para estampar en papel y superficies porosas. Suelen ser de secado bastante lento y permitirnos crear efectos acuarelados.

Ejemplos: Distress Ink, Distress Oxide, Memento, Versamagic, Versacraft, Hero Arts...

(En inglés: Oil base)

Las tintas con base aceite suelen ser bastante densas, con lo que estampan bien en la mayoría de las superficies. Suelen tener secado medio o lento.

Ejemplos: Versafine, Nuvo Hybrid, Versamark...

(En inglés: Alcohol/solvent base)

Las tintas con base alcohol suelen secar bastante rápido y también nos permiten estampar en multitud de superficies.

Ejemplos: Archival, StazOn...

¿Por qué es esto importante?

El agua se limpia con agua, el aceite se limpia con aceite y el alcohol se limpia con alcohol. No. No me he vuelto loca. Si quieres colorear un sello y lo haces con rotuladores o tintas que tienen la misma base que la tinta que has usado para estampar se te emborronará todo. Por ejemplo, si has estampado con Distress (base agua) y quieres colorear con acuarelas (base agua) el desastre está asegurado. O si tienes unos Copics maravillosos y carísimos (base alcohol) y has estampado con Archival Ink (base alcohol) es posible que además de acabar con todo el diseño corrido, estropees los rotuladores. Recuerda colorear con tintas permanentes y rotuladores con bases distintas a la que has usado para estampar.

Y además...

Las tintas de secado lento te permitirán hacer embossing con ellas, aunque no se vendan como tal, ya que te permanecen suficiente tiempo húmedas para que los polvos de embossing se adhieran hasta que los derritas con calor. Algunas de ellas son: Versamark, Distress Ink y Distress Oxide. ¿Cómo saberlo? Simplemente haz una prueba. ¡Te sorprenderás de cuántas sirven para ello!

(En inglés: Dye Ink)

Las tintas con tintes como ingrediente para dar color suelen tener colores muy intensos pero tienen un acabado translúcido, es decir, solo las verás con su color "puro" si estampas o coloreas sobre blanco. Si las usas sobre otros colores, al dejar pasar la luz, irán cambiando un poco de tono mezclándose con el de la superficie donde estampas. Y, al final, si estampas sobre superficies muy oscuras prácticamente no se verá su color original.

Ejemplos: Distress Ink, Archival, StazOn, Memento, Hero Arts...

(En inglés: Pigment Ink)

Las tintas con pigmentos, en cambio, a parte de colores muy intensos permiten también colores muy claritos, ya que el color blanco solo se consigue con pigmentos. Su mayor característica es que son opacas, con lo que el color permanece inalterable aunque estampes sobre superficies de distintos colores, incluso los más oscuros, y pueden venir en tonos metalizados preciosos.

Ejemplos: Versafine, Versamagic, Nuvo Hybrid, Versacraft, Versamark...

La excepción que confirma la regla...

No podía ser de otra manera. Hay una tinta en el mercado que nos rompe los esquemas. Las maravillosas tintas Distress Oxide de Tim Holtz para Ranger nos aportan color con una mezcla de pigmentos pero también con un pequeño porcentaje de tinte. Eso las hace realmente únicas: bastante opacas, acuarelables (tienen base agua), crean efectos chulísimos mezcladas con agua al "oxidarse". No encontrarás otras parecidas para experimentar.

¿Existen tintas sin color?

Aunque no lo creas existen. Las tintas incoloras suelen usarse para hacer embossing. Pero también puedes usarlas para crear marcas de agua (En inglés: Watermark/clear Ink ) y estampar diseños consiguiendo un efecto un pelín más oscuro que tu papel de base.

A la hora de comprar tu tinta, fíjate en en la base para saber con qué puedes colorearla o no, en la velocidad de secado para saber si puedes hacer embossing o no y en el tipo de colorante para saber si puedes estampar en cartulinas oscuras o no. ¡Listo!

Pero ¿Y para estampar en acetato, metal, plástico...?

¡Claro! Nos falta un dato. Aunque este es fácil. Para estampar en este tipo de superficies necesitas una tinta permanente (En inglés: Permanent/Archival/waterproof Ink) Esto siempre va indicado en la tinta y es muy sencillo de ver y es independiente del tipo de base y el tipo de colorante. Aunque todas estas tintas pueden ser usadas para prácticamente todas las superficies, son ideales para estampar encima de acetato, fotografías, metal... ¿El truco? Dejarlas secar muy bien antes de tocarlas, algunas incluso durante horas.

Ejemplos: Archival, StazOn, Memento, Versafine, Versamagic, Nuvo Hybrid, Hero Arts, Versacraft...

La pregunta del millón: ¿Cuál es la mejor tinta para...?

Aquí no hay una respuesta correcta. Como en todo, cada uno tendrá sus preferidos, así que es cuestión de que vayas probando hasta que des con la que más te gusta. ¿Mis preferidas? Archival para estampar, Distres Ink y Distress Oxide para crear mil y un fondos, Versamagic para estampar en color y Versamark para embossing.

En conclusión:

Ya has visto que en realidad son pocas cosas las que tienes que recordar para saber qué tinta escoger. Aunque te he dado algunos ejemplos de cada tipo, lo mejor es, como en los alimentos, aprender a leer e interpretar las etiquetas de las tintas. Así, aunque vayan apareciendo nuevas tintas en el mercado, siempre sabrás para qué sirve cada una.
¡Espero que te haya servido este artículo sobre las tintas!

Para cumplir con la nueva Ley de Protección de Datos y que tus datos debes leer y aceptar mi política de privacidad. Tus datos estarán ubicados en los servidores de sendgrid.com (mi proveedor de email marketing) ubicados en EEUU y acogidos al EU Privacy Shield.